25 sept. 2009

EL DESVAN















Hay una luna llena,
colgada en el desván,
unos viejos cuadernos
y un mueble de ratán.
Hay una vela dormida,
en los sueños de un aparador,
unas cenicientas fotos,
de una infancia que murió.
El lento reloj de arena,
sediento en un rincón,
unos cuantos minerales,
que eran mi colección.
Aún, se conserva la cuna,
que una vida allí anidó,
el olvidado reclinatorio,
que cansado maduró.
Quizás, las viejas cartas,
estén aún en el cajón,
con su letra ya ilegible
y amarillo su color.
La noche duerme en el desván,
anidando los tesoros,
de una época, que pasó,
donde moran y vivirán.

11 sept. 2009

AMOR ES TU NOMBRE

Esta tarde, que es nuestra,
conoce los susurros agitados,
aliento con aliento,
sueños de piel con piel,
aunque no es de noche para soñar.
Hay tardes encantadoras,
como sombras de túl,
que se ciernen palpitantes,
como inviernos otoñales,
que despuntan en las cimas.
Cuando podrá amanecer
y estar yo contigo,
solos entre silencios,
solos entre dos sábanas
alimentando amor.
Amor es tú nombre,
nombre que desata mis manos,
y tú rostro acarician,
como agua caudalosa,
que brota de mi alma.
Amor, tú sonrisa,
lo oculta casi todo,
infancia, adolescencia, madurez,
respirando de mi aire,
llenando de luna tus ojos.