22 nov. 2010

OLVIDADOS VINILOS

En el sótano de mi corazón,
están los discos de vinilo,
en un polvoriento cajón,
esperando ser oidos,
sin motivo y sin razón.
Canciones, que paran el tiempo,
recuerdos de un ayer,
nostalgia de lo que ha sido,
calor y frío a la vez.
Sus letras son el trasfondo,
de poemas ya vividos,
sus carátulas el amanecer,
de paisajes sumerjidos,
en cada poro de mi ser.
Música, que lleva el viento,
a los lomos de un corcel,
dejando huellas eternas,
plasmadas en un papel.
Desempolvaré tu sonido,
lo haré, volar por doquier,
me llenaré de tu vida,
y te la daré también,
cuando llore el anochecer.
Cubrirás todos los espacios,
recorrerás todos los vacios,
harás que mis ojos brillen,
al sentir de nuevo tus latidos.

8 nov. 2010

PASOS DE CLAQUÉ

La suave lluvia camina,
con pasos de claqué,
por las oscuras calles,
hasta que ya no se ve.
Los tejados son testigos,
mudos del anochecer,
entre silencios negros,
a punto de perecer.
Se encienden las farolas,
cansadas de iluminar,
los apartados rincones,
que nos llevan hacia el mar.
La playa desaparece,
se ha ocultado ya,
cubierta de blanca espuma,
como lecho conyugal.
Se para la vida, sin querer,
en la estación del ayer,
entre vagones muertos,
de flagelada niñez.
Revoltoso acaricia el viento,
la puerta de los deseos,
llamando sin respuesta,
a las estrellas del tiempo.
La lluvia bailando camina,
con pasos de claqué,
dejando lágrimas humedas,
sonriendo al amanecer.