29 jun. 2010

LIBERTAD

Y ahora,
que todos duermen,
sobre laureles sin raiz.
Y ahora,
que el agua ha bebido
de la tierra, creo en tí.
Surquemos el tiempo,
entre dolorosas entrañas de fuego,
cuyas brasas, cicatrizarán las heridas.
Y ahora,
que el silencio se desangra,
se enciende la llama.
Y ahora,
que el bosque piensa desnudo,
llega la muerte.
El mundo está sombrío,
el camino se encuentra abierto,
para unir con lazos el mar.
Y ahora ,
que ya no te tengo,
me duele el alma.
Y ahora,
que las estrellas duermen,
la libertad me alcanza.
Me refugié, en tu noche,
y la luna me dió alas,
para volar, sin un reproche.

11 jun. 2010

UNA PERLA NEGRA



Un llanto de algodón
bañaba tus líbidos párpados,
mientras, en la noche buscabas,
una perla negra en mi corazón.
Una perla negra, fría,
punzante, dominante,
cual luna ciega,
celosa del alba.
Mi lujuría fué firmada,
por una inquietante mujer,
de desnuda realidad,
que estaba palpitante.
Era un hecho pasional,
una filarmónica tempestad,
un impulso de cristal,
una burda libertad.
Como un cisne,
recorrió mis aguas,
y como una alondra,
voló hacia el horizonte.
Buscó una perla negra,
que un día estorbó,
una perla negra,
que nunca encontró.